jueves, 29 de marzo de 2012

Complejo Dentino-Pulpar II

La Dentina

Generalidades

La dentina, llamada también sustancia ebúrnea o marfil, es el eje estructural del diente y constituye el tejido mineralizado que conforma el mayor volumen de la pieza dentaria. La porción coronaria de la dentina está recubierta a manera de casquete por el esmalte, mientras que la región radicular esta tapizada por el cemento. Interiormente, la dentina delimita una cavidad, denominada cámara pulpar, que contiene la pulpa dental que es el único tejido blando del diente. El espesor de la dentina varía según la pieza dentaria: en los incisivos inferiores es mínimo (1 a 1,5mm), mientras que en caninos y molares es de 3mm, aproximadamente.

En la estructura de la dentina podemos distinguir dos componentes básicos: la matriz mineralizada y los conductos o túbulos dentinarios que la atraviesan en todo su espesor y que alojan a los procesos odontoblasticos. Dichos procesos odontoblasticos son las largas prolongaciones citoplasmáticas de las células especializadas llamadas odontoblastos, cuyos cuerpos se ubican en la región más periférica de la pulpa. Estas células producen la matriz colágeno de la dentina y también participan en el proceso de mineralización de la misma, siendo, por tanto, responsables de la formación y del mantenimiento de la dentina.

Propiedades


 Color: la dentina presenta un  color blanco amarillento, puede variar de un individuo a otro y, también, a lo largo de la vida. Como el esmalte es translucido, por su alto grado de mineralización, el color del diente lo aporta generalmente, la dentina. Puede depender, del grado de mineralización, de la vitalidad pulpar, de la edad y de los pigmentos, estos pueden tener origen endógeno o exógeno.

Translucidez: la dentina es menos translucida que el esmalte, debido a su menor grado de mineralización, pero en las regiones apicales, donde el espesor de la dentina es mínimo, puede verse por transparencia el conducto radicular.

Dureza: está determinada por su grado de mineralización. Es mucho menor que la del esmalte y algo mayor que la del hueso y el cemento. En dientes de personas jóvenes, la dureza de la dentina es similar a la de la amalgama de plata.

Radioopacidad: depende del contenido mineral y es menor que la del esmalte y algo superior a la del hueso y el cemento. Por su baja radioopacidad, la dentina aparece en las placas radiográficas sensiblemente más oscura que el esmalte.

Elasticidad: la elasticidad propia de la dentina tiene gran importancia funcional, ya que permite como estar la rigidez del esmalte, amortiguando los impactos masticatorios. La elasticidad varía en función del porcentaje de sustancia orgánica y al agua que contiene.

Permeabilidad: la dentina tiene más permeabilidad que el esmalte debido a la presencia de los túbulos dentarios, que permiten el paso a distintos elementos o solutos, que la atraviesan con relativa facilidad. Se han descrito dos mecanismos de transporte a través de los túbulos: por difusión o por presión de los fluidos intersticiales de la pulpa.

Composición química


 La composición química de la dentina es aproximadamente la siguiente: 70% de materia inorgánica, principalmente cristales de hidroxiapatita, 18% de materia orgánica principalmente fibras colagenas y 12% de agua.

Matriz orgánica:

El colágeno que se sintetiza en el odontoblasto, representa el 90% de la matriz. El colágeno tipo I y I trímero representa el 98% del colágeno y los colágenos tipo III y IV , el 1-2% y 1% respectivamente.los colágenos tipo IV y VI se han descrito en muy pequeñas proporciones y en diferentes circunstancias.
En la dentina orgánica de la dentina se han detectado proteínas no colagenas que representan el 10% del total. Destacan entre ellas las proteínas fosforiladas de la matriz que se agrupan con la denominación de SIBLINGs y que son glucoproteínas pequeñas relacionadas con integrina. Destacan:
La fosfoforina dentinaria (DPP) que, tras el colágeno, es el componente más abundante de la dentina. También la sialoproteina dentinaria (DSP), la sialofosfoproteina dentaria (DSPP), y la proteína de la matriz dentinaria 1 (DMP1).
Los proteoglucanos, formados por proteínas y glucosaminoglucanos están presentes también en la matriz dentinaria. El condrotin 4-sulfato (CS-4) y el condroitin 6-sulfato (CS-6) son los GAG más frecuentes. Los GAG tienen mayor presencia en premolares y en molares.

Proteínas del suero, como la albumina, fosfolipidos, metaloproteinasas e, incluso, amelogeninas y factores de crecimiento, posiblemente, inmovilizados durante la dentinogenesis.

Matriz inorgánica:
Está compuesta por cristales de hidroxiapatita similares, químicamente, a los del esmalte, cemento y hueso. Los cristales se orientan de forma paralela a las fibras de colágeno de la matriz dentaria, disponiéndose entre las fibras (70-75%) y, también, dentro de las mismas (25-30%), ya que ocupan los espacios entre las moléculas de colágeno que la forman.
Además de los cristales de hidroxiapatita hay cierta cantidad de fosfato amorfos, carbonatos, sulfatos y oligoelementos, como flúor, cobre, zinc, hierro, magnesio entre otros.

Estructura histológica de la dentina

 La estructura histológica de la dentina está constituida por unidades estructurales básicas y por unidades estructurales secundarias.

Unidades estructurales básicas

v  Túbulos dentarios:

Son estructuras cilíndricas delgadas que se extienden por todo el espesor de la dentina desde la pulpa hasta la unión amelodentinaria o cementodentaria. Su longitud promedio oscila entre 1.5 y 2mm, y que el conjunto de todos ellos constituyen un verdadero sustrato estructural de carácter microtubular. La pared del túbulo está formada por dentina peritubular o tubular y está constituida por una matriz mineralizada que ofrece una estructura y una composición química característica. Los túbulos alojan en su interior la prolongación odontoblastico y la pared del túbulo hay un espacio denominado espacio peroprocesal, que está ocupado por el licor o fluido dentinal.

o   Morfología: los conductos o túbulos de la dentina coronaria siguen un trayecto doblemente curvo, en forma de <<S>> itálica; la curvatura mas externa de dicha S es de convexidad coronaria y las mas interna, de convexidad apical. En las zonas cuspideas o incisales, el trayecto es prácticamente rectilíneo. En la región radicular, los túbulos describen una sola curvatura poco pronunciada, de convexidad apical; en las proximidades del ápice radicular son prácticamente rectos. El diámetro de los túbulos en general también varia siendo más anchos en la proximidad de la pulpa y alcanzando hasta 5um de diámetro y más estrechos en la zona periférica.

o   Pared de los túbulos  dentarios : Los túbulos están rodeados por un anillo o pared denominado dentina peritubular, tubular o matriz peritubular, muy mineralizado. La formación de la dentina peritubular se produce cuando se termina de completar la mineralización de la dentina intertubular. La materia orgánica de la misma está formada por sustancias no colágenos, como glucoproteinas, proteoglucanos y lípidos. Esta tiene tres zonas:



o   La zona hipomineralizada externa: se trata de la región más externa de la dentina peritubular y consiste en una interfase de menor mineralización entre la dentina peritubular y la dentina intertubular.

o   La zona hipermineralizada media: es la que presenta mayor espesor y un grado más alto de mineralización.

o   La zona hipomineralizada interna: es la última zona que se forma y por ello esta menos mineralizada que el resto, esta dentina es la que se puede obliterar el conductillo.


o   Contenido de los túbulos dentarios:

El interior está ocupado por la prolongación odontoblastica aunque entre dicha prolongación y la pared del túbulo existe un espacio estrecho ocupado por un líquido tisular rico en sodio y pobre en potasio. El fluido dentario es un filtrado del plasma sanguíneo pulpar y su composición química es, por ello, similar en albuminas y globulinas, si bien solo contiene la quinta parte de la concentración existente en el plasma. 


v  Matriz intertubular o dentina intertubular

Se distribuye entre las paredes de los túbulos dentinarios y componente fundamental son las fibras de colágeno que constituyen una malla fibrilar entre la cual y sobre la cual se depositan los cristales de hidroxiapatita  semejantes a los existentes en la dentina peritubular.

Unidades secundarias:
·         Líneas Incrementales

·         -Dentina Interglobular : La dentina interglobular es el término utilizado para describir zonas de dentina no mineralizada o hipomineralizada que persisten dentro de la dentina madura.

·         -Zona Granulosa De Tomes: Se encuentra en toda la periferia de la dentina radicular. En cortes longitudinales se observa como una franja oscura, delgada de 50 um aproximadamente, vecina a la unión cemento dentinaria y paralela a ella en toda su longitud.

Zonas de la Dentina

1-       Dentina del Manto: Es la primera dentina sintetizada por los odontoblastos recién diferenciados, constituye una delgada capa de 20 um de espesor que queda ubicada por debajo del esmalte y el cemento. La matriz orgánica de este tipo de dentina está formada por fibras de colágeno muy gruesa que se disponen en forma ordenada y regular.  

2-       Dentina Circumpulpar : Esta forma el mayor volumen de dentina de la pieza dentaria, y se extiende desde la zona del manto hasta la predentina; su nombre proviene del hecho de que rodea a la pulpa.

3-       PredentinaEs una capa de dentina sin mineralizar, de 20 um a 30 um de ancho, situada entre los odontoblastos y la dentina circumpulpar. Está constituida por prolongaciones citoplasmáticas, acompañadas por fibras nerviosas amielínicas y matriz orgánica dentinaria. 

Dentinogenesis.


·         Generalidades:

La dentinogenesis es el conjunto de mecanismos por los cuales la papila dental elaborada, por medio de sus células especializadas, los odontoblastos, una matriz orgánica que más tarde se calcifica para formar la dentina.

En la dentinogenesis se pueden considerar 3 etapas:

·         Elaboración de la matriz orgánica.

·         Maduración de la matriz.

·         Precipitación de sales minerales.


La formación de la dentina comienza en el estadio de campana avanzada. Se inicia en la zona del vértice de la papila dental que corresponde al área de las futuras cúspides o bordes incisales, desde donde continúan en dirección cervical para constituir así la dentina coronaria. El depósito de dentina radicular se produce con posterioridad y en sentido apical bajo la inducción de la vaina epitelial de Hertwing.


·         Ciclo vital de los odontoblastos.

Los odontoblastos se diferencian a partir de las células ectomesenquimaticas de la papila dental, bajo la influencia del epitelio interno del órgano del esmalte.

En esto ciclo hay diferentes etapas las cuales son:

1.       Células mesenquimaticas indiferenciadas.

2.       Preodontoblastos.

3.       Odontoblastos jóvenes.

4.       Odontoblastos secretores.


La diferenciación de las células ectomesenquimaticas va precedida de la progresiva maduración de los preameloblastos en ameloblastos jóvenes. Inmediatamente comienzan a incrementar su volumen, conteniendo progresivamente mayor cantidad de orgánulos, en especial, complejos de Golgi y retículo endoplasmatico rugoso (RER) encargados de la síntesis y maduración de las proteínas de la dentina.

 Los preodontoblastos inician su diferenciación terminal hacia odontoblastos jóvenes, con una última división mitótica que supone la salida definitiva del ciclo celular y el nacimiento de dos nuevas células hijas. El huso mitótico de esta última división es perpendicular a la membrana basal, originando dos células superpuestas. La subyacente origina las denominadas células de Hohl o de reserva.

 Los odontoblastos jóvenes así formados desarrollan sistemas de unión entre ellos de tipo adherente y comunicante y luego se polarizan. Como resultado el volumen celular aumenta y la célula se hace cilíndrica y el núcleo se desplaza hacia la zona distal opuesta al polo secretor. En el polo próximo al secretor se observa también una prolongación única y de mayor tamaño que se denomina proceso odontoblastico y que caracteriza al odontoblastos joven. El odontoblastos joven incrementa su volumen y adopta una morfología más cilíndrica.

Inmediatamente el odontoblasto inicia su actividad secretora y se denomina a partir de ese momento odontoblasto secretor. En el proceso de formación y mineralización de la dentina del manto y de la dentina circumpulpar intervienen las proteínas específicas de la matriz dentaria, la DMP-1, la DSP y la DPP. Dichas proteínas sintetizadas por los odontoblastos secretor y maduro, participan en distintas fases de proceso.

La evolución y la maduración de los odontoblastos se inician en el vértice de la papila, progresando hacia el asa cervical, de ahí que es posible observar en un preparado de germen dentario, los odomtoblastos en unos distintos estadios de maduración.


·         Formación de la dentina del manto

La predentina corresponde a la dentina del manto, se describía como el primer indicio de dentinogenesis la aparición de fibras reticulares entre los cuerpos de los odontoblastos, las cuales en si extremo se abren en abanico, formando la matriz fibrosa de la primera dentina. Estas fibras, denominadas fibras de von Korff, parecen originarse a partir de la región subodontoblastica y se caracterizan por ser argirofilas. Según esta interpretación, la primera matriz dentinaria formada tendría origen en la papila dentaria y el resto, en los odontoblastos.

 Los odontoblastos, una vez elaborada dicha predentina, participan en el proceso de mineralización de la siguiente manera:

1.       Captando y almacenando calcio.

2.       Elevando la concentración local de iones fosfatos, mediante la acción de fosfatasa alcalina que se localiza en su superficie y se difunde en la matriz extracelular.

3.       Formando las denominadas vesículas matriciales.

·         Formación de la dentina circumpulpar.

A medida que se calcifica la dentina del manto, los odontoblastos (que son odontoblastos maduros) continúan produciendo matriz orgánica para formar el resto de la dentina primaria, es decir, la dentina circumpulpar.

La matriz extracelular de la dentina circumpulpar difiere de la anterior ya que las fibras colágenas son más finas y se disponen irregularmente, formando una red perpendicular a los túbulos dentinarios. La sustancia amorfa se produce, por los odontoblastos únicamente.

 La dentina circumpulpar madura está más calcificada que la del manto, pero su estructura está más calcificada que la del manto, pero su estructura histológica es similar, ambas tienen matriz calcificada, que constituyen la dentina intertubular, atravesada por túbulos dentinarios. En el interior de esos túbulos, la actividad secretora de los odontoblastos lleva progresivamente a la formación de la dentina peritubular, que va produciendo el diámetro de los mismos. La dentina circumpulpar ocupa gran volumen en el diente.


·         Formación de la dentina radicular.

La dentinogenesis de la raíz se inicia una vez que se ha completado la formación del esmalte y ya se encuentra avanzada la deposición de la dentina coronaria. Existen algunas variantes en la dentina del manto radicular; las gruesas fibras colágenas son paralelas entre si y paralelas a la interfase dentina-cemento (perpendicular a los túbulos dentinarios).

 El patrón de mineralización es semejante, pero los calcosferitos son más pequeños.

·         Clasificación histogenetica de la dentina.

En los dientes humanos se reconocen desde el punto de vista de su formación tres tipos de dentina:

1.       La dentina primaria y la secundaria que se forman fisiológicamente en todas las piezas dentarias.

2.       La dentina terciaria que se produce como respuesta ante una agresión o noxa.


Dentina Primaria: Es la que se forma primero y representa la mayor parte de esta, delimitando la cámara pulpar de los dientes ya formados. Se considera dentina primaria la que se deposita desde que comienzan las primeras etapas de la dentinogenesis hasta que el diente entra en oclusión o sea que se pone en contacto con su antagonista.


Dentina Secundaria

Es producida después que se ha completado la formación de la raíz del diente. Se consideraba sintetizada a partir del momento en que el diente entra en oclusión, pero se ha demostrado que también se halla presente en dientes que aun no han erupcionado o están retenidos. Su producción continua durante toda la vida del diente, también se denomina dentina Adventicial, regular o fisiológica.


Dentina Terciaria

Esta dentina se conoce como dentina reparativa, reaccional, irregular o patológica. Se forma más internamente, deformando la cámara, pero solo en los sitios donde existe una noxa o estimulo localizado. Se produce odontoblastos directamente implicados por el estimulo nocivo, de manera que sea posible aislar la pulpa de la zona afectada.


2 comentarios:

  1. Estimada estudiante, me parece muy interesante que hayas desarrollado esta página para facilitar el estudio de los tejidos dentarios, pero sería fundamental citar el origen de la información, en particular de las ilustraciones. Este aspecto me interesa especialmente, dado que provienen de un libro de texto elaborado por docentes de mi Universidad y de la Universidad de Granada, España. El esfuerzo de producción de todos ellos merece un reconocimiento adecuado. Cordiales saludos, Prof. Adriana Arriaga, Facultad de Odontología, Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

    ResponderEliminar